UN DÍA MUY ESPECIAL

BODA

Como fotógrafo de boda Madrid, mi estilo fotográfico se basa en laisser faire, es decir, en dejar que ocurran las cosas naturalmente y que las escenas fluyan sin intervención, exceptuando en lo necesario. Intento crear un ambiente en la boda familiar con los novios, los familiares y el resto de los invitados para realizar el reportaje fotográfico con la mayor espontaneidad y discreción.

Todos los invitados pueden involucrarse en el reportaje y pedirme cualquier tipo de fotografía. No soy la típica fotógrafa que os hace posar. Soy una persona joven con una visión más fresca y natural, que se aleja de los posados. Evidentemente estoy abierta a esta posibilidad, a petición de los novios.

En las bodas intento ser lo más discreta posible para poder capturar vuestros momentos más íntimos. La improvisación juega un papel muy importante en mi trabajo fotográfico, esta es la razón por la que el resultado de mi trabajo es distinto al de la boda tradicional. Mi implico con mucho cariño y pasión para fotografiar este día tan inolvidable para vosotros.


La fotografía, además de ser mi trabajo, es mi gran pasión y afición.  La verdad es que me siento muy afortunada de poder llevar a cabo este oficio, y aún más de poder inmortalizar un día tan importante como es el día de vuestra boda.


ESPONTANEIDAD
NATURALIDAD
ORIGINALIDAD